Abr 242005
 

Ésta situación es muy frecuente entre los aficionados a la fotografía dando los primeros pasos. Se quiere obtener la imagen de un paisaje, de un monumento o de un lugar que visitamos y dejar constancia de nuestra presencia colocando a una persona como la pareja, hijos o amigos en primer plano. Pero al ver la foto final nos encontramos con que el conjunto de la imagen está mejor o peor iluminado, pero la cara de nuestro protagonista ha quedado demasiado oscura.
La causa es en la mayoría de los casos que la luz detrás de la persona es mucho mayor y que para dar una imagen compensada, la cámara le ha dado más importancia que a la de la persona en sí.
La forma de evitarlo mientras tomamos la foto puede ser colocar a la persona de forma que reciba luz frontal suficiente y si no es posible, o incluso en ambos casos, facilitar nosotros una fuente de luz adicional cuya forma más sencilla es disparar el flash de la cámara aún siendo de día.
Sobre el uso del flash en retrato de exteriores podemos decir aquello de “Doctores tiene la Iglesia”. Hay a quien le gusta y a quien no. Personalmente lo uso casi siempre y me gustan los resultados. A veces suavizado, a veces no. Pero sobre todo como una alternativa sencilla.

En este ejemplo no pretendía hacer un retrato. Estaba encuadrando el paisaje que se puede ver desde la Gran Muralla China y cuando ya iba a hacer la foto, este lugareño apareció y creí descriptivo el incorporarlo a la foto. Se trata de una cámara digital muy sencilla y ni se me ocurrió forzar a que se disparase el flash. Hay veces que la foto la tomas o se te escapa. Así que el resultado fue este.

Seguir leyendo «Cómo arreglar retratos a contraluz con el GIMP y la herramienta Niveles»

Más redes...
Abr 242005
 

Las cámaras digitales tienen la ventaja (una de ellas) frente a las tradicionales de no tener que cambiar de carrete según la situación en la que nos encontremos. E incluso tienen una gran sensibilidad que permite hacer fotografías en lugares con muy poca luz como puedan ser interiores en general. Pero a veces esto nos engaña un poco y según la composición y las diferentes luces que haya en dicho interior, podemos encontramos con que la foto final nos haya quedado algo oscura y con algún defectillo más.
Este es un buen ejemplo de ello.

Seguir leyendo «Cómo iluminar fotos de interiores oscuras con El GIMP y la herramienta Niveles»

Abr 242005
 

Ejemplo 1

Las fotografías pueden salirnos oscuras por muchos motivos. Desde el más simple de la ausencia de luz hasta por una medición errónea. En muchos casos también influye que una superficie clara con la que no habíamos contado o que no hemos conseguido impedir, refleje mucha luz y haga creer a nuestra cámara que “tiene suficiente” quedando el resto de la imagen subexpuesta.

En este ejemplo se combina la ausencia de luz del interior de un templo con la fuerte diferencia entre las partes más claras de la figura y el resto de detalles.

Seguir leyendo «Cómo corregir fotos oscuras con el GIMP y la herramienta Niveles»

Abr 242005
 

Ejemplo 1

Las fotografías pueden salirnos oscuras por muchos motivos. Desde el más simple de la ausencia de luz hasta por una medición errónea. En muchos casos también influye que una superficie clara con la que no habíamos contado o que no hemos conseguido impedir, refleje mucha luz y haga creer a nuestra cámara que “tiene suficiente” quedando el resto de la imagen subexpuesta.

En este ejemplo se combina la ausencia de luz del interior de un templo con la fuerte diferencia entre las partes más claras de la figura y el resto de detalles.

Seguir leyendo «Cómo corregir fotos oscuras con el GIMP y la herramienta Niveles»

Abr 242005
 

Ejemplo 1

Este es un ejemplo fácil de encontrar en nuestras fotos. Una imagen “deslavada” con zonas oscuras marcadas por un aspecto blanquecino. Se debe principalmente a que hay mucha diferencia entre los detalles de las paredes de madera oscura del templo y el suelo claro totalmente iluminado por el sol. La cámara “ha optado” por interpretar la luz de la zona de sombras forzando en exceso el resto de la imagen y por ello se ha perdido contraste. Igualmente se puede observar que en el suelo se ha perdido detalle por el “exceso de luz”.

Seguir leyendo «Cómo corregir fotos “claruchas” o faltas de contraste con El GIMP y la herramienta Niveles»

Abr 242005
 

Ejemplo 1

Este es un ejemplo fácil de encontrar en nuestras fotos. Una imagen “deslavada” con zonas oscuras marcadas por un aspecto blanquecino. Se debe principalmente a que hay mucha diferencia entre los detalles de las paredes de madera oscura del templo y el suelo claro totalmente iluminado por el sol. La cámara “ha optado” por interpretar la luz de la zona de sombras forzando en exceso el resto de la imagen y por ello se ha perdido contraste. Igualmente se puede observar que en el suelo se ha perdido detalle por el “exceso de luz”.

Seguir leyendo «Cómo corregir fotos “claruchas” o faltas de contraste con El GIMP y la herramienta Niveles»