Jun 162007
 

Motivación, destinatarios y objetivos

Venía observando que a mi sobrino mayor le gustaba hacer fotos, así que le propuse darle unas lecciones y parece que la idea cuajó. Decidí "pasar a máquina" mis notas y junto con las fotografías realizadas conforman ahora estos apuntes. No es pues un curso en toda regla sino el resultado de una serie de experiencias que espero puedan ser de utilidad tanto a posibles profesores como alumnos de cara a reproducirlo y por supuesto mejorarlo. Tampoco está pensado para ser leído directamente por niños sino más bien para que un adulto les guíe.

El alumno original es un niño de once años por lo que el curso está muy orientado a sus peculiaridades. Pero lo que en él se enseña son los conceptos más sencillos de fotografía básica, por lo que también pueden ser aprovechados por adultos de cara a introducirse en esta afición que hoy se conoce ya casi en su totalidad como fotografía digital, aunque los conceptos son los mismos que en la tradicional. Seguro que la amplia proliferación en la casi totalidad de los hogares de cámaras digitales animará a más de uno a tratar de seguir los diferentes capítulos.  smile3
Seguir leyendo «Apuntes de un curso de fotografía para niños»

Más redes...
Jun 162007
 

Motivación, destinatarios y objetivos

Venía observando que a mi sobrino mayor le gustaba hacer fotos, así que le propuse darle unas lecciones y parece que la idea cuajó. Decidí "pasar a máquina" mis notas y junto con las fotografías realizadas conforman ahora estos apuntes. No es pues un curso en toda regla sino el resultado de una serie de experiencias que espero puedan ser de utilidad tanto a posibles profesores como alumnos de cara a reproducirlo y por supuesto mejorarlo. Tampoco está pensado para ser leído directamente por niños sino más bien para que un adulto les guíe.

El alumno original es un niño de once años por lo que el curso está muy orientado a sus peculiaridades. Pero lo que en él se enseña son los conceptos más sencillos de fotografía básica, por lo que también pueden ser aprovechados por adultos de cara a introducirse en esta afición que hoy se conoce ya casi en su totalidad como fotografía digital, aunque los conceptos son los mismos que en la tradicional. Seguro que la amplia proliferación en la casi totalidad de los hogares de cámaras digitales animará a más de uno a tratar de seguir los diferentes capítulos.  smile3
Seguir leyendo «Apuntes de un curso de fotografía para niños»

Ene 152006
 

Buenas,

como sabéis los que me conocéis, lo mio es la fotografía y no el vídeo. Pero en estos dos últimos viajes, al llevar cámaras digitales que lo permiten me he dedicado a grabar algunos vídeos de temas o motivos para los que el movimiento es importante. Suelen ser de corta duración por lo que dentro de unos límites, se pueden colgar en Internet y dependiendo de las posibilidades de conexión de cada uno, ser descargados después. También, el día que termine de ordenar, retocar y clasificar las fotos espero ponerlos todos juntos compartidos en las redes p2p, más conocidas como "la mula".

El primer problema que me encontré fue que por lo que se ve, la mayoría de estas cámaras graban en formatos que nunca suelen ser muy estándares. La primera y más antigua era una Creative Labs y pensé que tal vez por eso, mucha gente al ver los pocos vídeos que colgamos Luis y yo en nuestro viaje de 2004 nos decía que no podía verlos. en 2005, sin embargo, la cámara es una Canon (sin acento ni SGAE) que también graba en un formato avi que no todo el mundo puede leer a la primera. Incluidos los reproductores de sobremesa que alguno casi recién comprado presentaba la imagen, pero no el sonido. En mi ordenador con Linux, teniendo los códecs actualizados, no he tenido problemas, pero siempre está la duda de cómo lo tendrán los demás.

Así que me decidí a probar todos los programas que encontré para convertir formatos de vídeo en Linux, que son unos cuantos, pero dado que no conozco el mundillo y lo de códecs me suena a chino salvo para saber que tengo que instalarlos, acabé pidiendo socorro en los grupos de noticias.
Y allí me hablaron de tovid, un programa capaz de hacer dichas conversiones y algunas más. De hecho, incluso genera vídeo CD o DVD con menús, etc. Puede correr en línea de comandos o con interfáz gráfico. En el primero, la forma de convertir el vídeo es:

Código:
$ tovid -dvd-vcd -pal -full -in original.avi -out destino

Este genera un destino.mpg que puede ser reproducido en un DVD de sobremesa y en la mayoría de los ordenadores que tenga sus códecs al día. Hay otras opciones como -dvd a secas o -svcd que darían una calidad mayor, pero dado que mis vídeos como creo que la mayoría de los que grabamos con cámaras de foto digitales están en un formato de 320×240 puntos, no merece la pena gastar más disco y memoria.

Así pues me quedaba la segunda parte y es que la Wikipedia sólo puede admitir formatos de vídeo sin patentes. Y en este momento sólo hay uno que cumpla dicho requisito. El formato se llama Theora y se almacena en ficheros con extensión Ogg (léase "Ojj" y no "O-je-je").

El tipo de archivo Ogg se suele asociar al formato de audio también conocido como Ogg Vorbis, una alternativa libre al mp3. Pero en realidad, Ogg es sólo el nombre del tipo de fichero y puede contener datos de distinto tipo. Como es el caso de los vídeos en Theora.

Para convertir los vídeos en avi o mpeg a Theora, se dispone de una utilidad llamada ffmpeg2theora para los sistemas operativos más comunes (incluído Windows). Más sencilla no puede ser

Código:
$ ffmpeg2theora original.avi

o bien original.mpg. Y como resultado obtendremos un original.avi.ogg o bien original.mpg.ogg, que yo suelo renombrar porque a veces el hecho de que un nombre de archivo tenga más de un punto puede dar problemillas.

Tenía un problema y es que el vídeo y el audio en el fichero .ogg me salían sin sincronizar. No obstante, a base de muchas pruebas llegué a la conclusión de que el formato de la cámara en cuanto al audio no es muy estándar. Por ejemplo, con VLC que es otro de los programas que hace entre otras cosas conversiones a formato Theora, el resultado sonaba con "petardeos".
A base de preguntar aquí y allá durante unos días y de darle una y mil vueltas a la cabeza, al final se encendió la bombillita. Smiley
Primero convertí los vídeos a un formato "menos raro" tal como hacía con el tovid. Y luego era este formato el que convertía a Theora. Esto es:

Código:
$ tovid -dvd-vcd -pal -full -in original.avi -out destino
$ ffmpeg2theora destino.mpg

dando el deseado destino.mpg.ogg que ya se ve y se oye sin problemas.

Y hablando de "ver", esa es la segunda parte. En Linux y los sistemas basados en Unix, tanto el Ogg de vídeo como el de audio suelen estar incorporados en la configuración original y no hay que hacer nada para ello. Pero en Windows, dependiendo del reproductor multimedia que tengais instalado es posible que necesiteis instalar los códecs de illiminable. En Wikipedia:Reproducir Ogg disponéis de información sobre los reproductores multimedia que visualizan vídeos en Theora para los diferentes sistemas operativos.

Ya sólo queda probar, por lo que os propongo estos dos que he procesado en primer lugar.

Los ficheros son mucho más reducidos que los originales en avi. Y no parece, al menos en estas calidades, que haya pérdidas.

Saludos,
Colegota

Opina sobre este tema en el Foro de la Comunidad Fotolibre

Abr 242005
 

Uno de los aspectos desagradables que puede mostrar una foto son “colores apagados”. La foto puede estar bien encuadrada, bien expuesta, pero le falta ese toque de “vidilla” que alegra la imagen.
La saturación puede obtenerse por diversos medios hasta el momento de obtener la fotografía. Existen filtros polarizadores, una de cuyas funciones es precisamente dar saturación a los colores. Cosa que consiguen mediante una ligera (o no tan ligera) subexposición. Con ello conseguimos cielos más azules (incluso muy azules), tejados más rojos, hierba más verde, etc.
También algunos fabricantes de película crearon nuevos tipos de negativos y diapositivas que ya de por sí saturaban el color de la imagen. Y aunque no es el único, probablemente uno de los más famosos sea Fuji con su gama de películas para diapositiva Velvia.
En el mundo digital existen desde hace algún tiempo filtros para un programa propietario muy famoso Wink bajo el nombre precisamente de “Filtro Velvia” por su imitación del resultado obtenido con la película antes mencionada.

Y para El GIMP tenemos una pequeña maravilla, muy sencillita de usar que se llama Vivid Saturation de Olli Salonen. Se puede descargar del Registro http://registry.gimp.org/plugin?id=4429 o de la página del autor http://www.trsqr.net/photokit/index.html  donde encontraremos más filtros del mismo.
Funciona como un Script-fu normal y corriente y es un fichero .scm por lo que bastará con descargarlo a nuestro directorio de scripts para que la próxima vez que arranquemos El GIMP nos aparezca en el menú de Script-Fu un nuevo submenú llamado Photokit y dentro de éste, Vivid Saturation.
Esta es la ventana de diálogo del filtro.

Seguir leyendo «Cómo darle saturación y “vidilla” a tus fotos con El GIMP y el filtro Vivid Saturation»

Abr 242005
 

La herramienta niveles puede ser desde las más sencillas de utilizar hasta bastante compleja según el uso que hagamos de ella. Pero tiene la virtud de que podemos sacarle un gran rendimiento apenas comenzamos nuestros primeros pasos en retoque digital.
Para abrirla con El GIMP nos vamos a Herramientas->Herramientas de Color->Niveles… o bien a Capa->Colores->Niveles… aunque estas ubicaciones pueden cambiar con la versión. Nos aparece una ventana similar a esta.

Seguir leyendo «Como usar de forma sencilla la herramienta Niveles en El GIMP»

Abr 242005
 

Ésta situación es muy frecuente entre los aficionados a la fotografía dando los primeros pasos. Se quiere obtener la imagen de un paisaje, de un monumento o de un lugar que visitamos y dejar constancia de nuestra presencia colocando a una persona como la pareja, hijos o amigos en primer plano. Pero al ver la foto final nos encontramos con que el conjunto de la imagen está mejor o peor iluminado, pero la cara de nuestro protagonista ha quedado demasiado oscura.
La causa es en la mayoría de los casos que la luz detrás de la persona es mucho mayor y que para dar una imagen compensada, la cámara le ha dado más importancia que a la de la persona en sí.
La forma de evitarlo mientras tomamos la foto puede ser colocar a la persona de forma que reciba luz frontal suficiente y si no es posible, o incluso en ambos casos, facilitar nosotros una fuente de luz adicional cuya forma más sencilla es disparar el flash de la cámara aún siendo de día.
Sobre el uso del flash en retrato de exteriores podemos decir aquello de “Doctores tiene la Iglesia”. Hay a quien le gusta y a quien no. Personalmente lo uso casi siempre y me gustan los resultados. A veces suavizado, a veces no. Pero sobre todo como una alternativa sencilla.

En este ejemplo no pretendía hacer un retrato. Estaba encuadrando el paisaje que se puede ver desde la Gran Muralla China y cuando ya iba a hacer la foto, este lugareño apareció y creí descriptivo el incorporarlo a la foto. Se trata de una cámara digital muy sencilla y ni se me ocurrió forzar a que se disparase el flash. Hay veces que la foto la tomas o se te escapa. Así que el resultado fue este.

Seguir leyendo «Cómo arreglar retratos a contraluz con el GIMP y la herramienta Niveles»